Nunca me hablas ni me contestas…

Tú nunca me hablas ni me contestas... tienes un corazón de hierro. Piensas que uno no tiene sentimientos, ni emociones. Por más que me hirieron el corazón…jamás perderé la esencia, porque la formula lo tengo yo. ¡Solo permíteme entrar en tu corazón y ser yo! quien esté a tu lado para ayudarte, ser tu amigo …