Historia del juego del Calamar

Historia del juego del Calamar

Hace miles de años un joven vivía en un lugar llamado Calamar del Mar, un lugar conmovedor, con un paisaje lleno de aves animales silvestres sobre todo hermosas señoritas que siempre visitaba el lugar.

El joven era el único hombre macho alfa que vivía en aquel lugar, el conmovido y orgulloso vivía por  se acostaba todo los días pero sólo de día podía tener relaciones sexuales, con diferentes chicas hermosas y bellas rubias. Pero que pasaba durante la noche las Chicas desaparecian como arte de magia. Solo le acompaña zancudos moscas y grillos nocturnos, y siempre pensaba que pasa con las chicas por que se desaparecen a donde se van, hunn ellas donde viven, por qué no puedo formar una familia y tener mis hijos, así pensaba el joven. Un día en un sueño profundo una señora con un sombrero de vaquero y una falda blanca como una nieve se le acerco lentamente acompañado de ruido de diferentes animales aves y reptiles. La señora vaquera le dijo en sus sueños hoy te contaré toda la verdad te sacaré de la duda que siempre tienes que te atormenta todo los días. Aunque suene un poco escalofriante la historia que te boy a contar, pero tienes que aseptar la realidad en la vives, te diré la verdad aquellas chicas que te visitan y que mantienes relaciones sexuales, no son mujeres ellas son animales poseídas en cuerpo de mujer que buscan un placer en ti, y una vez que consiven una gria macho en su vientre, ellas nunca vuelven, ellas siempre viven agradecidos contigo por que tu fuiste la base cemental para su generación, el hombre asombrado no lo pudo creer a la señora vaquera de pelo castaño. El exclamó Dios mío no puede ser rasgó el poco pelo que tenía en la cabeza. El joven le dijo sácame de las duda como puedo comprobar que es verdad lo que tu me estás contando, bueno la señora Vaquera le respondió, tu me lo has pedido, bueno yo te considero con una condición que nunca le digas de su nombre al animal con la que te acostarás ni en son de bromas no menciones su nombre animal, si lo haces te convertirás que un moustruoso Calamar, no tendrás chicas y vivirás solo en toda tu perra vida. Diablos señorita respondió el joven. Acepto el trato dígame ahora como descubro que es verdad lo que usted me está contando, que las chicas con la que me acuesto son animales poseídos en cuerpo de tiernas y dignas  señoritas. Tranquilo cachorro ahora sabrás toda la verdad le dijo la señora Vaquera el de los sombreros acampanados, primeramente antes de tener relaciones sexuales con la mujer asegurate de atar una liana (cuerda o soga de mora mora tipo Jorge de la jungla)

Trata de amarrar con la liana  delicadamente por la parte de la sintura si que ella se de cuenta, por qué si ella se entera te podrías convertir en un árbol. Pues eso no te gustaría verdad, el joven respondió si señora vaquera, y a media noche trata de seguir la cuerda y encontrarás al animal. Que te acostaste durmiendo en el bosque con la liana en la sintura, y si ves que estan durmiendo en mancha o con sus pequeñas crías no dudes en aceptar que ellos son tus hijos por que tu las enjendrastes y si ella todavía está viniendo es por que aún no ejendraste un macho alfa animal. Por qué tu saves ellas vendrán hasta que logren preñarse y tengan una gria macho. Upss mañana eso mismo haré y descubrir con qué animal poseída en cuerpo de mujer estoy manteniendo relaciones sexuales.

La  historia del juego del Calamar  continuará en el siguiente episodio a estar pendientes.

2 respuestas a «Historia del juego del Calamar»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: